Descubre el Erg Chebbi

Mapa-1

El desierto del Erg Chebbi, más conocido con el nombre de Dunas de Merzouga, es el erg (desierto de arena) más grande del Sahara marroquí. Está situado en la región de Meknès-Tafilalet, provincia de Errachidia, al sureste de Marruecos, a unos 40 km de Erfoud, cerca de Argelia. Tiene 22 km de largo y 5 km de ancho.
Las espectaculares dunas doradas del Erg Chebbi figuran entre las más destacables del Sahara. Algunas culminan en los 150 m de altura. Se extienden más allá del célebre valle del Ziz y la frontera argelina.

El desierto cautivador del Erg Chebbi

Desierto 2

Las dunas de arena del Erg Chebbi ofrecen un espectáculo natural grandioso. Al amanecer y a la puesta de Sol, pasan por diferentes tonalidades de color, del dorado al naranja.
El Erg Chebbi ofrece un entorno natural de una belleza incomparable en razón de sus cualidades naturales, etnográficas e históricas.
Situado en el sureste marroquí, en el Tafilalet, el Erg Chebbi está compuesto por un conjunto de oasis y dunas que constituían tradicionalmente los puntos de llegada al Magreb de las caravanas transaharianas. Este desierto, que se caracteriza por su rico patrimonio natural y humano, atrae a viajeros de todo el mundo.
Una experiencia cotidiana en contacto con el medioambiente, un espacio donde se mezclan a la vez las actividades deportivas y lúdicas concordes a los principios del turismo responsable, tales como los paseos en dromedario, los vivacs, las rutas bajo todas sus formas (a pie, ecuestres y en BTT), así como un alojamiento auténtico y original son entre otras muchas cosas las que hacen de esta región un destino predilecto por todos los amantes de la naturaleza

INFORMACIONES PRÁCTICAS

1- Dinero

La moneda marroquí es el dirham (MAD), que se divide en 100 céntimos. Hay billetes de hasta 200 MAD. Hay monedas de 1, 2, 5 y 10 MAD, además de monedas menos frecuentes de 10, 20 y 50 céntimos. El dirham es una moneda restringida, de modo que no puede sacarse del país y no está disponible en el extranjero. El dirham es bastante estable, sin grandes fluctuaciones en los tipos de cambio. El euro y el dólar estadounidense son las monedas más fáciles de cambiar.

Cajeros
Los cajeros (guichets automatiques) son la forma más fácil de acceder al dinero en Marruecos. Un punto de interés muy visitado, incluso en un pueblo pequeño, suele aceptar las principales tarjetas: Visa, MasterCard, Electron, Cirrus, Maestro e InterBank. BMCE (Banque Marocaine du Commerce Extérieur), Crédit du Maroc, Banque Populaire, BMCI (Banque Marocaine pour le Commerce et l’Industrie), Société Générale y Attijariwafa Bank tienen un servicio fiable. A veces los cajeros se agotan en fin de semana. La cantidad de dinero que puede extraerse de un cajero depende de las condiciones de cada tarjeta. El límite diario de la mayoría de las tarjetas para sacar dinero del cajero suele ser de 2000 MAD. Los bancos suelen cobrar por sacar dinero en cajeros extranjeros; hay que consultarlo con el banco propio. Si os alojáis en Merzouga o en alguno de los pueblos del desierto del Erg Chebbi, tendréis que dirigiros a las ciudades más próximas, Rissani, Erfoud o Errachida para sacar dinero de los cajeros.

Efectivo
No hay nada más práctico que el efectivo, ni más peligroso. Si se pierde, se fue para siempre y muy pocos seguros de viaje vendrán al rescate. No obstante, hay que llevar un poco de dinero en efectivo. Se recomienda llevar algunos billetes pequeños en la cartera, o en un bolsillo (pero nunca en un bolsillo trasero) para las transacciones del día a día. El resto se puede guardar en una riñonera o en otro lugar seguro. Si se viaja por lugares remotos, hay que llevar suficiente efectivo para que dure hasta llegar a una población importante. Hay que llevar una reserva de emergencia en billetes pequeños de euros. Llevar muchas monedas puede resultar molesto, pero son muy útiles para taxis, propinas, guías y mendigos.

Tarjetas de crédito
En los lugares turísticos se aceptan las principales tarjetas de crédito. Suele haber un recargo de un 5% en los negocios marroquíes. Las principales tarjetas de crédito son MasterCard y Visa; si el viajero va a funcionar con tarjeta, es mejor que lleve una de cada. La mejor opción es una combinación de tarjetas de crédito y de débito, además de efectivo; así el viajero tiene una red de seguridad si un cajero se traga su tarjeta o los bancos están cerrados. Las principales sucursales de bancos dan anticipos de efectivo con Visa y MasterCard.

Cambio de moneda
Se puede llevar al país cualquier cantidad de moneda extranjera. Es ilegal importar y exportar dirhams. Los servicios bancarios marroquíes son razonablemente rápidos y eficientes. Los tipos cambian poco de un banco a otro, aunque siempre está bien mirar y comparar. Se necesita el pasaporte para cambiar cheques de viaje (en algunos lugares incluso piden el recibo de los cheques de viaje), para obtener anticipos de efectivo y, a veces, para cambiar dinero. Hay que guardar todos los recibos de cambio; se necesitarán para convertir los dirhams restantes en la mayoría de bancos y oficinas de cambio marroquíes. Cuando lleguéis al desierto del Erg Chebbi, podréis realizar el cambio de moneda en la Oficina de Correos (la Poste) del pueblo de Merzouga. Algunos hoteles de esta zona también ofrecen la posibilidad de cambiar la moneda.

Propinas
Las propinas forman una parte integral de la vida marroquí; casi cualquier servicio justifica una propina. El viajero no debe sentirse presionado, pero dar algunos dirhams por un servicio bien ofrecido puede facilitarle mucho la vida. Hay que tener en cuenta que en Marruecos los trabajadores no especializados ganan menos de 100 MAD al día.

2- Comunicaciones

Teléfonos móviles, cabinas telefónicas, Internet, conexión Wi-Fi, correos, fax y telegramas… No tendréis problemas para permanecer conectados durante vuestra estancia.

Teléfono
La red de cabinas telefónicas se extiende hasta los pueblos más recónditos y en las ciudades, encontraréis multitud de tiendas con teléfonos privados (funcionamiento con monedas), muy fáciles de reconocer por su insignia. La mayoría de las compañías operadoras de telefonía móvil tienen red propia, pero es mejor que os informéis antes de venir. Un consejo: comprad tarjetas telefónicas de prepago, pero tened en cuenta que los precios en los hoteles pueden ser más caros. Recordad que el prefijo para llamar a Marruecos es 00212 y si llamáis a vuestro país de origen desde un número marroquí deberéis marcar primero vuestro prefijo.

Correos
En la extensa red de oficinas de correos, podréis enviar telegramas, paquetes o faxes desde cualquier parte. Si sólo deseáis enviar una tarjeta postal, encontraréis sellos en los quioscos, en los estancos y en la recepción de algunos hoteles. En Merzouga encontraréis la Oficina de Correos (la Poste) abierta de lunes a viernes de 08’00h a 15’30h.

Acceso a Internet
Los cibercafés o tiendas Internet abundan en Marruecos, sobre todo en las grandes ciudades. Por una módica cantidad, os facilitarán un buen acceso a Internet. Casi todos los alojamientos turísticos del Erg Chebbi ofrecen conexión Wi-Fi dentro de sus servicios. Asimismo, encontraréis varios cibercafés en Merzouga y en Hassilabiad. La Oficina de Información Turística dispone de conexión Wi-Fi gratuita para cualquier consulta que tengáis durante vuestra estancia.

3- Idiomas y vocabulario básico

El árabe y el tamazigh son las lenguas que se hablan en Marruecos, aunque también os podréis comunicar en francés o en español en muchos lugares.

Árabe clásico y dialectal
El árabe dialectal de Marruecos es el resultado de las influencias históricas y culturales del país, por eso tiene expresiones y palabras de origen tamazigh. Por otro lado, el árabe clásico es el más utilizado en la administración, los medios de comunicación, la justicia, la religión y también en la política.

Tamazigh
La lengua tamazigh es la lengua de los imazighen (plural de amazigh), término que significa “persona libre”. Actualmente hay unos 20 millones de hablantes, en un territorio que se extiende desde las Islas Canarias hasta los límites occidentales de Egipto, por un lado, y desde el Mediterráneo hasta los ríos Senegal y Níger, por otro. En Marruecos hay unos 12 millones de amazighs, que representan más del 40% de la población. Los dialectos más representativos son:
– El rifeño o tarifit, en el norte de Marruecos. Es, principalmente, la lengua de las montañas del Rif y de las comarcas vecinas.
– El tamazigh (es también el nombre global que se le da a la lengua bereber), en el centro-este.
– El tacelhit, en el sudoeste, conocido también bajo la denominación de chelha o chleuh. Es el dialecto con más tradición literaria escrita; se conservan escritos del siglo XVI en lengua árabe.

Lenguas extranjeras
Por su proximidad geográfica e histórica, tanto el español como el francés son idiomas muy conocidos por muchos marroquíes. En Tánger, Tetuán o Chefchauen, muchas personas dominan la lengua española; mientras que el francés es el primer idioma extranjero del país que se habla en todo Marruecos.

Algunas palabras de uso común en árabe marroquí:
– Sí: naam/wája
– No: lá
– Gracias: shúkran
– De acuerdo: muwáfiq
– Por favor: min fádlik
– Hasta luego: ilál-liqá/besláma
– Hola: salám aleikúm
– Buenos días: sabáh-al-jér
– Perdón: ismahlí
– ¿Cuánto cuesta? kam/shhal
– No entiendo: lá áfhham

Algunas palabras de uso común en tamazigh:
– Sí: ih
– No: lá
– Gracias: tanmírt
– De acuerdo: wája
– Por favor: áfak
– Hasta luego: arásra
– Hola: azúl
– Buenos días: sabáh-al-jér
– Perdón: sámhi
– ¿Cuánto cuesta? shhal
– No entiendo: or fehímgh

4- Salud y seguridad

Marruecos es un destino fácil; en materia de higiene y seguridad, viajar hasta aquí no supone mayores precauciones que en vuestro propio país.

Limpieza e higiene
Al viajar, el organismo puede volverse más delicado mientras no se adapta. Lavaros las manos con frecuencia, exigid que os abran las botellas de agua en vuestra presencia y evitad el consumo de hielo. Como en todas partes del mundo, los percances gástricos vienen provocados por el agua o los alimentos poco cocidos o mal lavados. Si venís al desierto del Erg Chebbi, el Hospital más cercano lo encontraréis en Errachidia. En el pueblo de Hassilabiad existe un pequeño dispensario y en Merzouga un centro de salud cerca de la Comisaría de Policía. Además, en Rissani podréis disponer de varios médicos privados.

Turismo respetuoso
Aunque Marruecos se haya comprometido firmemente en progresar, el comportamiento moderno de los jóvenes no debe suponer más familiaridad y menos respeto. Las relaciones sociales deberán realizarse con la mente abierta y el respeto de las costumbres y tradiciones. Cuando lleguéis al desierto del Erg Chebbi, informaros de cómo realizar un turismo responsable en la Oficina de Información Turística de la Comuna de Taouz, situada en Ksar Hassilabiad.

Reglas básicas
Como en cada viaje, preparad y guardad fotocopias de toda vuestra documentación personal. Así mismo, tened a mano una lista de números de teléfono útiles para casos de emergencia como la pérdida de una tarjeta de crédito. Siempre puede ser útil conocer la dirección de las delegaciones diplomáticas de vuestro país, donde os podrán indicar, por ejemplo, a que profesionales de la salud acudir. Respetad los usos y por supuesto, las leyes y normas en vigor.

Descanso y precaución
Las normas de seguridad básicas son de sentido común, es decir, procurad esconder vuestros objetos de valor y vuestro dinero, guardadlos en los bolsillos más pegados al cuerpo. Aquí, la seguridad de los turistas es una prioridad, tanto la vigilancia de las fuerzas del orden como la severidad de las sanciones son un sistema eficaz y muy disuasivo. Marruecos sabe cuidar de sus huéspedes. En Merzouga encontraréis la Comisaría de Policía (Gendarmerie) abierta todos los días, situada al lado de la Oficina de Correos (la Poste).

5- Documentación

El pasaporte deberá estar en vigor y es aconsejable con una fecha de caducidad superior a seis meses para viajar a Marruecos. Los visitantes de los países siguientes no necesitan obtener un visado antes de su llegada al país:
Argelia, Andorra, Argentina, Australia, Austria, Bahréin, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Costa de Marfil, Croacia, Chipre (excepto la República turca de Chipre norteño), República Checa, República del Congo, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Guinea, Hong Kong SAR, Hungría, Islandia, Indonesia, Irlanda, Italia, Japón, Kuwait, Latvia, Libia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malí, Malta, México, Mónaco, Países Bajos, Nueva Zelanda, Níger, Noruega, Omán, Perú, Filipinas, Polonia, Portugal, Qatar, Rumania, Rusia, Arabia Saudita, Senegal, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, Corea del Sur, España, Suecia, Suiza, Túnez, Turquía, Emiratos Árabes, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.

En la mayoría de las grandes ciudades, tanto en vuestra Oficina de Inmigración como en la Oficina de Extranjería, se puede obtener la prolongación de vuestra estancia de turista (la cual es de un máximo de tres meses).

6- Clima

Podéis visitar la región del Erg Chebbi todo el año. Sin embargo, os aconsejamos el periodo invernal y primaveral, ya que durante estos meses encontraréis un clima temperado de día y frío de noche. En verano, los días son muy calurosos alcanzando los 50ºC de temperatura; para realizar excursiones, os recomendamos salir de madrugada y al atardecer. El mes de noviembre es la temporada de lluvias, por lo que algunos accesos se pueden ver afectados. Asimismo, es durante este mes cuando los lagos estacionales de la Comuna de Taouz crecen, ofreciendo un magnífico espectáculo natural.